lunes, 8 de octubre de 2012

LOCOS POR LOS TULIPANES...TÓXICOS


Muchas personas están preocupadas por lo que está ocurriendo con la economía de nuestro mundo occidental y de nuestro país en especial. Sabemos que mucha gente lo está pasando muy mal, pero es difícil de explicar la situación. A mí se me ha ocurrido contar la historia de una crisis que ocurrió en el siglo XVII, nada más y nada menos, y que nos puede ayudar a entender lo que está pasando. 


 Se la llamó la crisis de los TULIPANES. Sí, de los tulipanes, de esas flores tan bonitas que adornan los parques y los jardines de colores vivos y alegres: rojos, amarillos, naranjas, blancos…Son preciosos ¿verdad? Bueno, pues seguramente muchos no saben que esas florecillas tan inocentes fueron las “culpables” de que todo un país, Holanda, y muchos otros de su alrededor se tambalearan. Pero ¿cómo fue esto posible? 


 Bueno, la cosa fue, más o menos de la siguiente manera: Holanda era (y es) un país muy comercial, vivían de las rutas marítimas y del comercio de productos coloniales que venían de América, África o Asia. Uno de los productos que llegó de Turquía, y se convirtió en típicamente holandés,fueron los tulipanes. Se convirtieron en el símbolo de Holanda. Estas flores nacen de un bulbo (un tubérculo pequeñito, caben varios en la palma de la mano) que se puede guardar cuidadosamente para que se planten en el momento adecuado. Los más ricos comerciantes y aristócratas tenían magníficos jardines en el que presumían de tener los más raros y bellos ejemplares de plantas y, en especial, de ejemplares de tulipán. Los empezaron a coleccionar y a proteger como si fueran un tesoro. Los enseñaban a los vecinos para presumir de riqueza y poder. El caso es que unos y otros empezaron a competir por tener los ejemplares más raros (el ser humano es así de estúpido). 


Los más ricos, riquísimos, empezaron a pagar sumas elevadas de florines (moneda holandesa) por unos bulbos de esos tulipanes. Y los humildes también los imitaron, se endeudaron por comprar uno de esos bulbos ¿Por qué eran tan bellos? Entonces no lo sabían pero hoy sí sabemos que eran por una enfermedad. Sí, como lo oyes. Los tulipanes tenían un parásito, un pulgón, que contagiaba una enfermedad al bulbo y provocaba que aparecieran colores rarísimos en las flores. 

Cada vez se pagaba más y más y más. La gente poderosa llegó a comprar bulbos de algunos ejemplares caros, no para plantarlos, sino para guardarlos como si fuera oro en su caja fuerte, y venderlos cuando subieran de precio. En 1635 se llegó a pagar por 40 bulbos 100.000 florines. Y más tarde se pagaron 6.000 florines por un solo bulbo, con ese dinero se podía comprar 24 toneladas de trigo, ¡Con lo que costaba un solo bulbo! Impresionante ¿verdad? Pero no acaba ahí la cosa. Una anécdota: Un señor que compró un bulbo muy raro por 3.000 florines y lo traía en el barco, observó que le desapareció, un marinero se lo había comido confundiéndolo con una cebolla pequeña. El marinero fue condenado 6 meses de prisión. ¿Qué te parece? 

Todo el mundo parecía loco por encontrar ejemplares raros y venderlos y revenderlos y volverlos a vender a precios cada vez más astronómicos. Llegaban a hipotecar sus casas, sus tierras y barcos para comprar algunos de estos bulbos. Se cotizaban en la bolsa. La gente se endeudó por comprarlos. Y un día, de pronto, salió a la venta un paquete de bulbos por 1.000 florines y no se vendió, no había más dinero, ni más crédito, todo se había invertido en bulbos. En ese momento cundió el pánico. Todo el mundo trató de vender los bulbos que tenía en su casa, pero nadie daba nada por ellos. La economía holandesa fue a la quiebra y los bancos no pudieron cobrar los préstamos que habían dado para comprar bulbos de tulipán. Grandes fortunas se arruinaron y la economía de uno de los países más ricos de Europa se hundió en la crisis. Tardó años en salir… y todo por culpa de esas florecillas inocentes… o de la locura de los hombres. 

¿A qué te recuerda esto? ¿No se parece la burbuja de los tulipanes con la del ladrillo y los préstamos? No aprendemos. Es que no aprendemos.

10 comentarios:

Denis Borondo dijo...

Hola Juande, soy Denis Borondo de 3ºA.
Me ha parecido muy interesante esta publicación en el blog, es realmente increible la estupidez humana, que por solo una moda y por aparentar algu de rico, poderoso la gente se endeudaba por un mísero ejemplar de Tulipán, me parece una historia muy equivalente a la situación actual pues la gente contad de tener más y más se endeudaban con los ladrones (perdón) de los bancos, pues ya sea para una casa, que eso por lo menos se puede entender pero no para comprar algo innecesario como ya puede ser una vídeo consola o un teléfono movil de última generación cuando día a día esa gente empresarial chupóctera saca un móvil nuevo cada muy poco tiempo asegurando que es mucho mejor que ninguno y que no tiene igual, cuando los móviles según mi opinión los sacan con defectos casi imperceptibles para despues sacarlo a la luz y que saquen uno sin ese defecto pero con otro, enfin esta situación es IMPARABLE si la actitud no cambia frente a lo materialista.
Un Saludo Denis Borondo 3ºA.

Ismael Niang Losada dijo...

Hola Juande soy Ismael Niang de 2ºB
Eso era una estupidez, pagar dinero por bulbos de flores, por solo una tendencia estúpida, y después de todo ese tiempo la gente se dio cuenta de que era una idiotez. No pensaron en las consecuencias de comprar unas flores de colores. Y ya después de tener los bulbos no se alegran tanto.
Un saludo Ismael Niang de 2ºB

Anónimo dijo...

hola juande soy Jose Antonio Marquez Ordoñez de 2ºB. Para mi esta `historia´ me parece muy interesante y mas aun la anécdota, porque viendo como estamos ahora habría que compararlo. Nosotros (España) no tenemos dinero, por ser idiotas (con perdón), y los holandeses se quedaron sin dinero por unos simples tulipanes. Aquí esta el ejemplo de hasta que punto determinado ha llegado la sociedad. Si los romanos estaban mal, ahora estamos peor.
Un saludo Jose Antonio Marquez 2ºB.

Anónimo dijo...

Hola Juande soy Ana Belén Marquez 2ºB me ha parecido una idiotez con perdón de la palabra,por que si por un tulipán hacemos eso,ya me dirás....Y ya esta claro que por el dinero hacen cualquier cosa sin pensar en la salud de los demás.

Un saludo Ana Belén Marquez 2ºB

Anónimo dijo...

Hola Juande soy Antonioi Valladolid Sierra 2ºB. Me ha parecido un poco un poco bastante la estupidez humana, yo no lo veo mucho parentesco con lo de ahora, pero no quiero hablar sobre polémica, lo qui si es que me parezen ``idiotas´´ o ``estupides´´ (con perdón claro) los holandeses, hiban tan bien con su economía que por unos bulbos, que, encima tenian parásitos la gente llegara a pagar 6.000florines por solo 1 bulvo. Quebraron llegaron a tener su pais en ruinas por solo ser mas ``popular´´.
Un saludo de Antonio Valladolid Sierra de 2ºB.

Juan de Dios Moran dijo...

Bueno yo no sé si eran idiotas, como decís vosotros. Sinceramente no lo creo. Al contrario eran personas bastante preparadas, cultas y buenos comerciantes. Encontraron un buen negocio y lo aprovecharon. Nosotros ahora no le vemos sentido a los tulipanes, pero se lo vemos por ejemplo a tener mejores coches, mejores teléfonos, mejores vacaciones, cuadros u objetos de lujo. ¿Tienen más sentido? Los tulipanes eran un objeto de lujo. Por eso la gente paga. Si le hubiéramos dicho a aquella gente que nosotros pagaríamos miles de euros por una camiseta de un jugador de fútbol fliparían. ¡Y lo hacemos! o pagamos mucho por un sello de correos. O por unas zapatillas de una determinada marca. Es lo mismo.
En la crisis actual nos hemos endeudado por comprar casas que no se necesitaban para venderselas a otros más caras. ¿Eso no es una tonteria? pues ellos pensaban lo mismo con sus tulipanes.

Anónimo dijo...

He leído y releído tu publicación varias veces. Aún sigo sin saber que decir. Yo también creo que eran tontos,pero hoy por hoy también lo seguimos siendo y me incluyo en el saco. Como bien dices, si no es por una flor es por un diamante, si no es por un diamante es por un camiseta, o sino por una casita al lado de la playa a la que iremos dos veces en nuestra vida.. pero ¡eh!, que está al lado de la playa. Por supuesto que no aprendemos, ni con esto, ni con lo otro. La crisis, la crisis... ¿acaso se va a acabar la vida en el país por esta crisis? lo dudo, si Holanda salió a flote, ¿quién es el cara dura que dice que nosotros no lo haremos? solo hay que saber COMO y quedándonos quietecitos esperando a que nos arreglen la vida unos incultos, vamos bien, sí.
La historia que has contado es muy curiosa, muy real, muy cercana a nosotros. No sólo ha sido la "fiebre/crisis" del Tulipan, ha habido muchísimas más, en todo el mundo.
En fin, lo de siempre. Sea como sea, se solucionará, pero tenemos que actuar, madurar y aprender de una vez, que así no vamos a ningún lado.
Gema Fernández

Cristal Benavides pereyra dijo...

Hola Juande Soy Cristal De 3º A ..
Este relato me ha dejado sin palabras. Y pensar k nosotros con algunas cosas somos así y no nos damos cuenta. Por eso estamos donde estamos. Pero bueno que se le va hacer.

Tal vez, en el futuro, y tan solo tal vez, podamos reirnos de alguna estupidez que hacemos ahora. Porque hacemos muchas :) .
Bueno yo solo queria decirte que hoy en clases dijiste que el tiempo atmosferico eran muy cambiante no? ... Pues cuando lo dijiste, hacia un calor insoportable, pero luego dos o tres horas despues empezaron a ponerse unos nubarrones .. jajaj Y luego llovió :) .. Me parece cómico por que cuando lo dijiste , yo pensé " eso es imposible" y mira ... no lo era jajaja :D

Anónimo dijo...

Hola Juande, soy Antonio Valladolid Sierra 2ºB. Tienes razón ellos no se crerían lo de las camisetas, se puede decir que se parece mucho a la actualidad, pero lujoso o no son ``idiotas´´ tanto nosotros como ellos, ya que estos objetos se pasaran de moda, se dejaran de hacer muchas cosas que haremos ahora, en un futuro casi todo lo harán los ordenadores, se perderá mucha cultura, seguro que la mayoría no sabrá ni escribir, mientras que ahora seguro que hay gente que se pelea diciendo cosas como `` yo tengo mejor letra que tu´´.
Un saludo Antonio Valladolid Sierra.

Anónimo dijo...

Hola Juande, Soy Noelia Hernández de 4ºB.
Me ha sorprendido mucho la historia como la gente se enloquece por pequeñas cosas pero esto nos sigue pasando muy a menudo que si yo tengo más que tu, que si la mía es mejor que la tuya, ya estamos con lo de siempre con los complejos de inferioridades y queriendo ser mas que los demás por tener posesión de mejores o mas bienes cuando todos somos iguales no porque tu tengas más flores y más bonitas que yo eres mejor ni mucho menos.

Bueno pienso que lo de las flores alomejor estaba un poco más justificado porque era como joyas tenían mucho valor y eran bonitas pequeñas no para llegar a esos limites, pero ¿y los edificios y los prestamos?
Para que quiere alguien tener 10 pisos y pedir tantos prestamos
,para alguien que lo necesita me parece genial pero derrochar por derrochar y porque me aburro y no tengo nada que hacer con mi dinero podrían invertirlo y donarlo en la gente que lo necesita no para tener más pisos que en el fondo para que los quieres si tu tienes tu casa y no necesitas más.¿Para qué?,¿para creerse más importante? quizás pero ¿y que ganas con eso? inconscientemente gracias al egoísmo de la gente que quiere aparentar más de lo que en verdad son hemos llegado a esta situación de crisis en la que yo personalmente acabo temiendo que esto conlleve a una guerra.Porque como ya hemos estudiado en historia todo tiene sus periodos y sus buenas y malas rachas y después de una buena venía la decadencia y ahora estamos en ese período y siempre que había decadencia se desencadenaba una guerra y había que volver a reconstruirlo todo.
No quiero pensar que esto vaya a pasar pero me parece que no tiene fácil solución.
Noelia Hernández 4ºB